EL MODELO DE LAS
SOCIEDADES LABORALES.

Para su constitución se necesita un mínimo de dos personas socias trabajadoras con contrato indefinido.

Más del 50% del capital social debe ser propiedad de las personas trabajadoras que presten en ellas servicios retribuidos de forma personal y directa, en virtud de una relación laboral por tiempo indefinido

Ninguno de los socios puede ser titular de acciones o participaciones sociales que representen más de la tercera parte del capital social, salvo las Sociedades Laborales de 2 personas socias trabajadoras en las que el capital social estará distribuido al 50%.

El capital social mínimo es de 3.000€ para las Sociedades Limitadas Laborales (S.L.L.) y de 60.000€ para las Sociedades Anónimas Laborales (S.A.L.).

Las personas socias trabajadoras forman parte de los órganos de gobierno de la Sociedad, participan en la toma de decisiones relevantes para la empresa y pueden formar parte de los órganos de gestión.

¿QUÉ ES UNA
SOCIEDAD LABORAL?

Una Sociedad Laboral es una empresa mercantil y de capital (Sociedad Anónima o Sociedad de Responsabilidad Limitada), en la que al menos la mayoría del capital social sea propiedad de los trabajadores que presten en ellas servicios retribuidos de forma personal y directa, en virtud de una relación laboral por tiempo indefinido y que cumplan los siguientes requisitos:

  • Que ninguno de los socios sea titular de acciones o participaciones sociales que representen más de la tercera parte del capital social, salvo las Sociedades Laborales constituidas por 2 personas socias trabajadoras con contrato por tiempo indefinido en las que el capital social estará distribuido al 50%.
  • Que el número de horas-año trabajadas por los trabajadores contratados por tiempo indefinido que no sean socios no sea superior al 49% del cómputo global de horas-año trabajadas en la Sociedad Laboral por el conjunto de los socios trabajadores.

Las sociedades laborales están reguladas en la Ley 44/2015, de 14 de octubre, de Sociedades Laborales y Participadas y en lo no previsto en la misma, se aplicará la Ley 1/2010 de Sociedades de Capital y el resto de legislación correspondiente a las Sociedades mercantiles y de capital.

Los socios trabajadores (incluidos los administradores) se encuadran en el Régimen General de la Seguridad Social, salvo ciertas excepciones establecidas en el artículo 21 de esa misma ley.

VENTAJAS DE LAS
SOCIEDADES LABORALES

  • Encuadramiento diferenciado en la Seguridad Social.
  • Posibilidad de capitalizar el desempleo para financiar el proyecto.
  • Subvenciones específicas.
  • Los trabajadores-socios son la base de la empresa, se implican y comprometen con ella, y promueven sistemas democráticos y plurales de decisión y de trabajo.
  • Apuestan por el empleo estable y de calidad.
  • Se fomenta la conciliación de la vida laboral y personal.
  • Comprometidos con la Responsabilidad Social Empresarial.
  • Mantienen una vinculación estrecha con el territorio en el que se asientan.
  • Comprometidos con el entorno.
  • Se practica una economía al servicio de las personas.

La economía el servicio de las personas

Representamos las Sociedades Laborales.

¿Te gusta lo que ves?

Descubre todo lo que podemos hacer por tu empresa.

Contacta con nosotros